Cansancio

Cansancio

Estoy harta. Si matarse no doliera tanto quizás hace mucho que lo hubiese hecho, porque la vida me aburre tanto. Una parte de mí está segura que quizás no haya nada más allá, qué cagada.

En este momento recuerdo alguien que una vez me dijo “A veces quiero morir pero mi propósito con la humanidad no me deja”.

¿Que humanidad? Me sabe a mierda la humanidad. Hay días donde quisiera no haber conocido a tanta gente, días donde deseo que el más allá sea un lugar donde te permitan reiniciar tu vida sabiendo lo que ya sabes y viviendo todo de nuevo para no cagarla, para hacerlo distinto o para lo que fuera, menos este presente lunes tan abrumador y sin sentido. Menos está soledad que me llena pero me deja un vacío terrible.

Mi vida es como un carrusel lento y con la misma vista siempre, a veces quiero bajarme y correr pero no parece ser una opción. Tengo sueños constantes donde tengo una buena amiga de nuevo y compartimos los sábados como en el pasado. Ni siquiera podría decir que tengo alguien que me haga los días más fáciles.

¿Sabes que es lo que siempre deseo cada vez qué tengo la oportunidad de pedir algo? Cada qué pasó por debajo de un puente, pasa una estrella, o soplo una vela en mi cumpleaños. Deseo ser feliz y es como mi deseo automático, es tan efímero, se cumple pero dura poco… tan poco.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *