Creo que no está interesado

Creo que no está interesado

Es increíble como nos programan desde niñas.

Nos enseñan que si un chico te trata mal, te tira del cabello o se mete contigo, es porque le gustas.

Y así vamos creciendo, con conceptos errados y aguantando estupideces de los hombres.

De adolescentes nos enseñan que si el chico no te toma en cuenta, es porque está enamorado de ti, pero se está haciendo el interesante.

Si no nos llama cuando prometió hacerlo:

  • “Ah…, eso es que está ocupado!”.
  • “Está esperando que seas tú quien rompa el hielo y lo llames”.

Cuando nos llenamos finalmente de valor y le escribimos y nos deja en visto, “ah…, ya te va a responder, de seguro se quedó sin batería!”

Nos enseñan además a esperar la inminente llamada, llenándonos de absurdas esperanzas y justificaciones.

  • “Seguro me llamó y no entró el mensaje, o quizás perdió mi número… O tuvo que salir de viaje, o se le murió la abuelita, o está enfermo…!”

Y así vamos pasando nuestra vida interpretando erróneamente “las señales”.

Luego pasamos a hacernos la “difícil” cuando ni siquiera nos están tomando en cuenta.

Nos van programando a pensar que si un hombre actúa como idiota, es porque le gustamos.

Me acuerdo de los teléfonos fijos de nuestros hogares que tenían una contestadora automática y esa contestadora podía tener o no un mensaje del tipo.

Era frustrante porque casi nunca lo tenía. Hoy en día necesitas ir a todas las redes sociales o aplicaciones en tu teléfono móvil, para que te rechacen en varias tecnologías distintas. Es agotador. Y lo peor es lo que eso va calando en nuestra autoestima.

Siempre teníamos esa amiga que nos contaba anécdotas de una conocida que salió un con idiota, que tardó semanas y hasta meses en llamarla y al final lo hizo todo salió bien y hoy en día son felices. Pero esa es una excepción.La realidad es…

Que si un hombre actúa como si no le importaras, es porque realmente no le importas.

No te llamó porque no te quiere volver a ver, para él solo fue un momento que compartió con alguien y ya.

Un hombre que quiere que una relación funcione, moverá montañas para conservar a la mujer que le interesa.

Yo creo que la gran e interesante enseñanza de todo esto es que el final feliz, no incluye un tipo maravilloso. Porque el final, tal vez seas tú, sola, recogiendo los pedazos y comenzando de nuevo. Aprendiendo que no hay señales que entender, que todo se trata simplemente de querer y no querer.

O tal vez el final feliz sea saber que a pesar de todas las llamadas que no recibiste, a pesar de todas las señales malinterpretadas, a pesar del dolor y la vergüenza, tú nunca, nunca perdiste las esperanzas de seguir adelante.
Recuerda: 

Quien quiere, encuentra un camino.
Quien no quiere, encuentra una excusa

Green Signature .gif

Portada234

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *