Netflix y los vacíos emocionales

Netflix y los vacíos emocionales

Hace poco dejé un montón de cosas atrás… ya sabes no me refiero a cosas como tal, aunque puede que haya una o dos, como el calentador y el netflix. El calentador porque se dañó pero resolví y con el tiempo terminé por agarrarle cariño a la taza, y al agua caliente que viene de la olla. Y lo del netflix es una historia algo graciosa y rara, la cuenta me la presto un desconocido en instagram porque me vio comentando demasiado en un concurso. Entonces básicamente no tenía como escribirle algo así:
-Hola no me abre la cuenta de netflix  (estoy sufriendo porque amo ver series y llenar mi vacío emocional)

No, no había forma de decirle algo así, o yo creía que no, igual después lo intente jajajaja luego quizás les cuente en qué resultó. La cosa es qué; yo sabía que la cuenta un día no iba abrir… pero fue duro cuando pasó. Menos mal fue 1 año y 2 meses después (no es que los cuente jajaja). Y digo que ‘lo dejé atrás’ porque al momento que ocurrió, acepte el hecho de que ya no estarían y decidí no mortificarme por ello, aunque lo del netflix me llevo a un desenlace muy gracioso, donde descubrí algo que les contaré en un próximo post.

¡¿Qué fue lo que descubrí gracias al netflix?! Descúbralo en el próximo post de este blog. -léase con voz de anunció de TV.-


Fuente

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *